Transiciones

Cada vez que pensamos estar acomodados, cuando hemos alcanzado un punto que consideramos seguro, meta de descanso, vemos que era solo un espejismo de aquella Ciudad del Sol, la Tierra Sin males a la cual queremos llegar porque pensamos que de ella hemos partido.
Son sólo ilusiones.
Todo el tiempo estamos en los limites de salir y entrar. 
Nuestro único hogar deberían ser considerados los umbrales de las puertas.
No estamos dentro, no estamos fuera. 
No hemos llegado, no nos hemos ido.
No hemos nacido, no hemos muerto.
Solo transitamos.