Quieto

Quieto estaba en su sillón cuando recibió la noticia,
él, que sólo hacia unos minutos se sentía tan vivo.
Definitivamente el fue el primero en enterarse,
y tuvo que seguir quieto hasta que vinieron a moverle.

Pasaron unas horas entre llantos, sollozos y preguntas,
pero él seguía igual.
Y siguió así por siempre,
aunque no tomo consciencia de ello sino
mucho t
iempo después de que lo metieron el cajón
y le echaron tierra encima.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s